La Paternidad Responsable es dar la vida en plenitud. . .       es estar abiertos a la vida. . .

LA GENETICA Y EL AMOR

REPRODUCCION HUMANA

SEXUALIDAD HUMANA

ABSTINENCIA

CASTIDAD

 

 

En los tiempos que estamos viviendo y en los tiempos pasados, y será también en los tiempos futuros, se habla de que los problemas dentro de la iglesia con sus sacerdotes y obispos, por pederastia, abusos sexual etc. está basado en el celibato, que según muchos, se impone a los  que quieren pertenecer y ofrecer la vida por sus creencias, muy particularmente en la Iglesia católica.

Las opiniones son variadas y polémicas, agresivas contra quien  dirige en ese momento a la Iglesia católica, el Papa. Además de asegurar, que esto del celibato, es antinatural, es de locos, y que, hace que no tengan un verdadero y recto juicio, puesto que no pueden ser plenos sin las relaciones sexuales.

En muchas de las ocasiones que me ha tocado leer o ver por la televisión el debate o discusión de estos temas, la gente se "enciende", en otras señala de manera acusadora que se tienen prácticas satánicas por defender este acto de renuncia, dentro de la "estructura" antigua de la Iglesia católica.

Cuando la iglesia da su punto de vista, de nuevo, es atacada y tachada de retrograda puesto que no se ha "puesto al día"  refiriéndose a la manera en que se vive en estas épocas tan revolucionadas de pensamientos, corrientes filosóficas,  trabajo que solo piensa en productividad a costa de lo que sea, tecnología que cambia con gran rapidez y nos lleva a pasos agigantados al futuro que solo concebíamos por una película de ciencia ficción ó por un documental que nos presenta de cómo será nuestra vida en 100, 200 ó 500 años más.

Esta revolución de pensamiento y de tecnología, nos ha llevado a alejarnos de nosotros mismos, de nuestras familias, de ambiente que nos rodea, no importa ya mucho si el Amazonas desaparece o no, si la capa de ozono nos protege o no, si se derrite el polo norte o la Antártida. Lo que importa es tener éxito en el negocio, el mejor, el que sobresale, ser el más poderoso.

Esto también ha cambiado nuestra manera de pensar, de nuestros puntos de vista de todos los temas que nos atañen y da darles solución mediática, para seguir produciendo y tener más éxito.

Ya ni las vacaciones son tal, ahora se va a "descansar" con el teléfono celular, con la laptop, sistema de posicionamiento global y lo que no puede faltar en ningún viaje de placer y de descanso el internet, porque sino queda "incomunicado" del mundo, como si tus vacaciones fueran en Marte o en Venus, en el infinito o más allá….

¿Pero todo esto que tiene que ver con el celibato?

La manera de pensar que este mundo nos dice y nos indica, es diferente a los que deciden libremente dedicarse a las cosas de Dios. Y obviamente, es diferente al pensamiento de Dios.

No hablar de Dios, es como planear un viaje a la luna y no tomar en cuenta que en el espacio fuera de nuestra burbuja de la atmosfera no hay oxigeno ¡Es una error elemental no pensar en eso!  De  igual manera pensar en celibato, castidad, caridad etc, sin Dios, es lo mismo.  ¡Es un error elemental no pensar en eso!

El hombre no sólo es carne, también es espíritu, alma, energía o como le quieran llamar, y como dicen muchos expertos que he leído, no es espíritu enfundado en un cuerpo, ni tampoco espíritu manipulador del cuerpo”, es un equilibrio, “uno es el medio de expresión del otro. Y el cuerpo incluye el sexo, que nos da el género. Y la sexualidad, es la manera en que percibimos este mundo. Además de esto tenemos que aumentar los sentimientos y el  amor.

Sin amor, no seríamos mucho, sin amor, la humanidad estaría desprotegida de los crueles de los barbaros, de los egoísta etc. No perdonaríamos, no toleraríamos, nos convertiríamos en seres humanos desvalorados, viles insensibles a las necesidades de los que menos tienes ó peor aún de lo que no tienen nada.

El amor es lo que hace que una persona, hasta de su vida por la de otros, que haya sacrificios  de personas que son héroes y heroínas verdaderos, no de cartón, sino reales, que no les importa ser reconocidos por los medios, por sus gobernantes, por sus líderes religiosos, sino por el amor que se le tiene al otro y nada más. Muchas historias de este tipo se dieron en la segunda guerra mundial, y que por ejemplo, un simple doctor de una tropa del pacifico, al ver que cayó una granada en su tienda, en donde estaba entendiendo a un herido, sin pensar cubrió con su cuerpo a su paciente, que no era su amigo, ni su hermano, ni su primo, para protegerlo él recibió la descarga y además ¡vivió para contarlo! Y su paciente para agradecerle toda la vida. El Dr. dice en una entrevista que fue instinto, eso es el cuerpo instinto, pero el decidir hacerlo sabiendo lo que podía pasar inconscientemente, es un razonamiento y es una expresión del espíritu. Eso es el amor.

Es por eso que si un hombre que cree en Dios y que además de eso quiere dedicar su vida a él en cuerpo y alma, ósea en toda su esencia  de ser humano, y no porque él quiera nada mas, sino porque recibe un llamado en su corazón y en su alma. A eso se llama vocación y no solo es de los sacerdotes, también de las religiosas y del seglar que decide casarse. Hay que tener vocación para decidir estos estados de vida. No cualquiera es doctor, y no por lo que se tiene que estudiar y aprender, sino por lo que implica esta profesión, estar cercano a la muerte, a las desgracias del cuerpo y a la expresión de espíritu, cuando el cuerpo es dañado, al dolor, al sufrimiento, a la esperanza que un doctor representa en su paciente, etc.

Lo mismo podemos decir de muchas de las profesiones que existen, bueno, pues también el matrimonio y el orden sacerdotal, requieren de una vocación.

Ahora hablamos del orden de las cosas, una organización tiene que contemplar mucho, desde su infraestructura, sus recursos humanos, su capital, sus actas legales, sus permisos, cumplir con normas, locales, nacionales e internacionales, estrategias, logística, filosofía, misión, visión, valores, etc. Por eso se llama organización o empresa,  y además requiere de quien la dirija, aconseje, labore o manufacture y pueda prever en lo que pueda, de las desavenencias que puedan ocurrir y que vayan en contra da la existencia de esta empresa u organización.

Se requieren de muchos años y experiencia adquirida, en ocasiones por generaciones, para consolidad una empresa y aún así esta propensa a la extinción, por muchas razones.

La Iglesia católica como organización mundial que pretende que el ser humano sea feliz, exprese su capacidad de amar a los demás, conozca, reconozca y trabajen por Dios para hacer de este mundo un mejor lugar en donde vivir, en donde seamos una comunidad de amor, una civilización en donde no haya guerras, ni injusticias, solo paz y amor, “la civilización del amor”, estas son palabras de  Juan Pablo II que supo expresarnos claramente la idea del trabajo de la Iglesia católica en el mundo.

Pues al igual que las empresas, la Iglesia requirió de muchos años para consolidarse como organización mundial, tuvo que comenzar desde once socios que les asignaron una gran misión, con una visión alta y a veces para los seres humanos, sentimos que son inalcanzables y a pesar de los que los perseguían que era todo un imperio, ¡imagínense! Todo el imperio romano, contra once personas humildes, ignorantes sin disciplina militar, derrotaron al final y no solo a uno, sino a muchos imperios y  de sus detractores, hasta nuestros días.

La historia de lo que les cuento, la pueden obtener fácilmente, pues ahora encontrar información, es tan fácil como hacer clic, pero la formación es lo que no procuramos en nuestros días y nos ha llevado a perder valores y virtudes que no hacían verdaderas personas sensibles a los demás.

El paso de estos miles de años, le enseñaron a la iglesia como organizarse, la enseñanza que se daba a sus fieles, se convirtió en el magisterio de la Iglesia y  con sus errores; que si los tuvo, puesto que somos humanos imperfectos, (solo Dios es perfecto y la Iglesia es Humana no lo olvidemos) pudo al fin irse perfeccionando poco a poco y hasta el día de hoy, estén seguros que lo seguirá haciendo, pero hay situaciones que en el pasado vivió y como mencione anteriormente, le enseño a tener unos estatutos, reglas, el mismo Magisterio de la Iglesia, la Comunión de los Santos que adquirió al través de estos dos mil años por medio de sus Mártires, Beatos y Santos y que es la unión entre lo humano y lo divino, y que además es dirigida por un sucesor de aquel que el mismo Jesucristo le entrego la empresa de su Iglesia en la tierra y el mismo Pedro que estuvo fuera de su hogar por muchas años hasta que le llegó el día de su triunfo y entrada al cielo. Les aseguro por lo que nos enseño, que no tuvo relaciones fuera de su matrimonio y al ser fiel a Jesús, por ende le fue fiel a su mujer y al estar fuera de su casa por todos esos años practico la castidad y otros más el celibato, por convicción propia.

Como decía anteriormente la Iglesia ya constituida y con experiencia  de dos mil años enseña que por amor, para servir a Jesús en cuerpo y alma, pide (no obliga) el celibato y el ser casto, que no es lo mismo que célibe, uno es privarse de la relaciones carnales y el otro es expresión de la sexualidad por amor, en este caso amor a Jesucristo, a su Iglesia, vive su sexualidad plenamente sin dañar su cuerpo, siendo un sacrificio de amor hacia Dios y a los hombres. (Esta idea es muy pobre en comparación a lo que se puede explicar por el mismo magisterio de la Iglesia y que un servidor solo quiere ayudar a entender este punto)

Si una persona, tiene vocación sacerdotal. Religiosa, etc y es católica y además decide libremente y con su capacidad de amar entendida por el mismo, para ofrecerla a Dios y acepta estos conceptos y es fiel y hace oración, Dios hará de esto posible y más, lo que para nosotros simples mortales no entendemos que es vivir sin relaciones carnales, puesto que es antinatural, para Dios solo es el comienzo de lo que puede obrar es estas personas que han decidido entregarlo todo por amor.

La razón del celibato es por amor y las personas deciden libremente ser castos, por la simple razón que saben que Dios mismo los guiará y los llevará a realizarlo durante su vida,  esta "proeza para muchos" de ser célibe y casto, va mucho más allá de la razón humana, dedicar la vida entera a personas que no conoce, que nos son su familia, de estar entre enfermos que le pueden contagiar, de estar con las personas despreciables de la sociedad, de dar consuelo, de dar esperanza,  de escuchar y dar en ocasiones la vida misma, y todo esto vale más que una relación carnal, mucho más que simples y temporales placeres carnales.

No pretendamos descubrir el hilo negro en una institución milenaria, ni pesar que no se pueden hacer cosas que humanamente son imposibles, pues la empresa no es solamente humana sino divina y esa parte no la comprendemos por estar limitados en nuestros conocimientos y razonamientos hasta el día de hoy.

Antes de emitir una opinión, puesto que es lo que nos toca, dar opiniones y no dar edictos en contra o favor de nadie, pues no tenemos la autoridad moral de hacerlo, seamos lo que seamos, puesto que al hacerlo no respetamos la dignidad y la libertad del otro; Pensemos en que primero necesitamos conocer  como está definido, estructurado y conformado lo referente a lo que vamos a opinar, ver los aspectos de la persona que realiza,  lo que "nos cabe en nuestra limitada cabecita" y entender  para poder entonces, dar una opinión objetiva que ayuda a mejorar una situación, no solamente para atacar, lo que no conocemos, desaprobar lo que solo a nosotros no nos parece, sin saber si a otro si le parece,  y lo peor, no dar al otro el derecho de expresar, vivir  y creer en algo diferente a lo que nosotros creemos y vivimos. Eso es libertad.

No seamos ciegos , ni soberbios en nuestras opiniones, seamos más abiertos y plurales antes de dar juicios infundados en solamente lo que superficialmente sabemos acerca de la religión católica, sus orígenes, lo mismo aplica a sus dirigentes y participantes de esta organización como lo son: diáconos, sacerdotes, monseñores, obispos, arzobispos, nuncios, cardenales y el mismo Papa, que trabajan por esta encomienda divina, es cierto que hay entre sus filas hombres y mujeres que solamente están por quien sabe que vocación obscura o de satisfacer pasiones y que por falta de oración o convencimiento, y que llegaron a donde están, luego comenten esas atrocidades que dañan la imagen de la Iglesia entera, pero no es toda la Iglesia, hay muchos casos, es cierto, pero el porcentaje de error se da en cualquier organización y donde no hay perfección, digamos en la política, o en las organizaciones que dices que son de ayuda a los demás y que dan mega fraudes, etc.

Es injusto tachar a una familia digna y respetada, porque uno de sus miembros en un delincuente, y dirán, pero no es uno el que falla en la Iglesia, si pero son miles de miles los miembros del clero, millones los católicos y entres estos números, debemos preguntarnos:

 ¿Qué número es el que hace estas barbaridades? ¿Qué porcentaje representa?, ¿conocemos las obras de beneficencia de la Iglesia católica en el mundo? ¿Saben ustedes que las misiones de la Iglesia llega adonde las organizaciones mundiales de beneficencia y ayuda no llegan? ¿Saben de dónde sacan los recursos para el financiamiento de estas obras, que son millones de dólares? ¿Saben que la Iglesia católica es una de la pocas que en desastres naturales ayuda a todos, en lo que puede, según sus recursos, y que no recibe un solo centavo de los gobiernos que sufrieron el desastre ni de  lo que le ayudan?  Y para terminar de todo estas obras ¿quién habla de ellas?

Es por lo anterior que necesitamos entender el concepto completo de la situación de lo que vayamos a opinar,  sino, se volverá solo palabras parciales sin fundamento verás y convincente, como lo es asegurar que la vida en celibato, es antinatural y va en contra de la humanidad y es la causante de todas las situaciones del orden sexual. Como hablamos anteriormente, que han sucedido en la Iglesia Católica, sobre todo la opinión de los mismo que se dicen católicos, que no conocen ni siquiera la misión de la Iglesia en el mundo, es triste decirlo, pero el ataque que duele más, es el de imprecisiones, cinismo, mentiras y bajezas que estas personas dan por ciertas, sin saber, ni constatarlas, sin probarlas muchas veces y que estas aseveraciones sin fundamento sólido solo sirven para acallar las conciencias torcidas de los que se dicen Católicos de nombre y que ni siquiera pertenece a la grey católica y mucho menos la práctica, pero tiene el beneficio de la  duda y que influye irresponsablemente en una organización, no solo de religión, sino de la que estas personas no estén de acuerdo.

Antes de tomar partido en una opinión, pensemos si esta, es personal o representativa de algunos pocos nada más. Y demos oportunidad a que la otra parte a que opine y exponga sus argumentos, que pueden que no sean válidos para nosotros, pero no por eso se le puede descartar, la verdad es absoluta y puede que nosotros solo tengamos una pequeña parte de esa verdad.

Mérida, Yucatán, mayo de 2010 

Luis A. Montañez Cantón

 

Tel: 01 (999) 923-0399

[email protected]

PATERNIDAD RESPONSABLE ES:

"DAR LA VIDA EN PLENITUD"

 

 

REGRESAR

mándanos un e-mail