a la página de inicio

Las       técnicas que provocan una disociación de la paternidad por intervención       de una persona extraña a los cónyuges son gravemente deshonestas....

LA GENETICA Y EL AMOR

SEXUALIDAD HUMANA

 

 

 

La enseñanza del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la reproducción artificial

 Las investigaciones que intentan reducir la esterilidad humana deben alentarse, a condición de que se pongan "al servicio de la persona humana, de sus derechos inalienables, de su bien verdadero e integral, según el plan y la voluntad de Dios" (CDF, Instr. "Donum vitae" Intr. 2).

Las técnicas que provocan una disociación de la paternidad por intervención de una persona extraña a los cónyuges (donación del esperma o del óvulo, préstamo de útero) son gravemente deshonestas. Estas técnicas (inseminación y fecundación artificiales heterólogas) lesionan el derecho del niño a nacer de un padre y una madre conocidos de él y ligados entre sí por el matrimonio. Quebrantan "su derecho a llegar a ser padre y madre exclusivamente el uno a través del otro" (CDF, Instr. "Donum vitae" 2,1).

Practicadas dentro de la pareja, estas técnicas (inseminación) fecundación artificiales homólogas) son quizá menos perjudiciales, pero no dejan de ser moralmente reprobables. Disocian el acto sexual del acto procreador. El acto fundador de la existencia del hijo ya no es un acto por el que dos personas se dan una a otra, sino "confía la vida y la identidad del embrión al poder de los médicos y de los biólogos, e instaura un dominio de la técnica sobre el origen y sobre el destino de la persona humana. Una tal relación de dominio es en sí contraria a la dignidad e igualdad que debe ser común a padres e hijos" (cf CDF, Instr. "Donum vitae" 2.5). "La procreación queda privada de su perfección propia, desde el punto de vista moral, cuando no es querida como el fruto del acto conyugal, es decir, del gesto específico de la unión de los esposos... solamente el respeto de la conexión existente entre los significados del acto conyugal y el respeto de la unidad del ser humano, consiente una procreación conforme con la dignidad de la persona" (CDF, Instr. "Donum vitae" 2,4).

 PATERNIDAD RESPONSABLE ES:    "DAR LA VIDA EN PLENITUD"

 

 

REGRESAR

mándanos un e-mail